. . .

¡¡¡ En El Trabajo Como En La Vida, Tu NO Obtienes Lo Que MERECES, Obtienes Lo Que NEGOCIAS !!!

¡No Regales Tu Trabajo! Parte 2 de 3

  • ¿Estás convencido de que tu situación laboral es injusta?
  • ¿Por más horas que le dedicas a tu trabajo, sigues estancado económicamente?
  • ¿Te apasiona lo que haces, pero sientes que no avanzas?

Seguramente te has preguntado en algún momento de tu vida, ¿por qué no he conseguido lo que merezco?

La respuesta es simple: no has sabido negociar lo que deseas. Y es que expertos en el arte de negociación aseguran que en la vida no recibimos lo que merecemos, sino lo que negociamos.

¿Con qué frecuencia escuchas a la gente quejarse de que algo no es justo? Probablemente con bastante frecuencia. ¿Pero quién dijo que la vida tenía que ser justa? No lo es, al menos no la mayoría de las veces.

Casi todo en la vida es una negociación. Ya sea con los amigos, en el matrimonio, con los hijos adolescentes y por supuesto en el mundo laboral y de los negocios.

En el entorno laboral brutalmente competitivo de hoy, ser un negociador experto es más importante que nunca. Los presupuestos, los planes de negocios, los proyectos, las metas y los objetivos contra los cuales se mide tu éxito o fracaso son el resultado de una serie de negociaciones. 

  • Tu carga laboral,
  • la fecha límite de entrega de proyectos,
  • tus nuevas responsabilidades,
  • tu aumento de sueldo,
  • la mejora a tus prestaciones,
  • los días de vacaciones,
  • los permisos urgentes,
  • tu ansiada promoción…

… Todo es una negociación …

Por lo tanto, lo prudente es que te conviertas en un negociador efectivo. ¡No Regales Tu Trabajo! ¡Aprende a negociar! ¡Y asegúrate que te paguen por lo que sabes y no solo por lo que haces!

Esta es la mejor noticia: la negociación es una habilidad aprendida. Algunas personas son naturalmente mejores que otras, pero todos nos beneficiamos al aprender los principios de una buena negociación.


Es tu turno: aprende y practica las 7 habilidades básicas para negociar

Estas son las claves básicas que el experto mundial en negociación el Dr. Chester Karrass enseña en sus seminarios:

1. Enfoca alto:

Por ejemplo, si vas a una entrevista de trabajo y piensas que el sueldo más aproximado para tu posición es $35,000, pide $45,000. Y si quieres que tu hijo adolescente recoja su dormitorio, dile que debe organizar su cuarto, sacar el perrito a pasear y lavar los trastes de la comida. Al final acabará haciendo al menos una de las tareas. Los que exigen más, siempre obtienen mejores resultados.

2. Se un detective:

Quien está mejor preparado tiene una gran ventaja. Estudia a detalle el material de tu “oponente” negociador y evalua las posibles opciones: la tuya y la de ambos. Investiga: ¿Cuáles son las aspiraciones, miedos, necesidades y deseos de tu oponente? ¿Cuáles son los tuyos? Analiza y calcula varios resultados para no adivinar los números.

3. Da poco y pausadamente:

Se sabe que los seres humanos valoran más las cosas cuando cuestan sacrificio, entonces ¿por qué cedes tan rápido? Cuando alguien requiera de tu tiempo, esfuerzo o trabajo debes ser cauteloso y no entregarlo fácilmente, de esta manera te apreciará más.

Esta regla aplica a todas las áreas de tu vida y una buena táctica para llevarla a cabo es comunicarle a tu contraparte que no será tan fácil complacerlo al tomarte tu tiempo y hacerlo esperar un poco.

4. Cero ansiedad:

Sonar desesperado es lo peor que puedes hacer en una negociación. Cuando te tomas tu tiempo y no apuras a otros a que se decidan, envías el mensaje de que sabes lo que estás haciendo. Por lo general, quienes se aceleran a tomar decisiones terminan perdiendo y por supuesto, arrepentidos de acelerar el proceso.

5. Prepárate para la retirada.

A veces, el resultado deseado simplemente no se puede lograr, por lo que, a menos que tengas que hacer un trato, ten siempre presente que puedes marcharte e intentarlo de nuevo otro día, en otra ocasión. Y siempre esfuérzate por alcanzar un resultado del estilo “ganar-ganar” frente a “ganar-perder”.

6. Registra los acuerdos

Documenta a detalle los acuerdos alcanzados y asegúrate de repasar los puntos clave por última vez para evitar “malentendidos”. Ofrécete para redactar el acuerdo, ello te brinda más control sobre cómo se establecen los compromisos.

7. Solo trata con el “dueño”:

Asegúrate de que la persona con la que estás negociando tenga la autoridad para comprometerse con lo que desea; si no lo hace, no negocies. Solo puedes dar y ellos tomarán lo que tú des, pero no pueden comprometerse con lo que tu quieres. Discute lo menos posible, hasta que la persona que tiene la autoridad (el “dueño” de la situación) para hacer compromisos esté presente.


Ten presente que nunca es tarde para aprender y salir ganando; negociar es como jugar un deporte; mientras más lo practiques más experto te vuelves. Sea en pedir un aumento de sueldo, al ajustar tu carga de trabajo, al ampliar las fechas de entrega, en la compra de auto, y hasta en el amor se aplican las mismas reglas de negociación. Conócelas, practícalas y definitivamente, saldrás ganando.

Así que tómate el tiempo para aprender a negociar.

Recuerda: En el Trabajo Como En La vida, Tu NO Obtienes Lo Que MERECES, Obtienes Lo Que NEGOCIAS

Por cierto, saber negociar y saber “venderte a ti mismo” van de la mano. Por ejemplo, sí estás buscando trabajo, debes saber negociar bien tu sueldo y prestaciones laborales, pero antes de todo ello, debes tener un curriculum vitae “irresistible” para que te convoquen a una entrevista de trabajo. Al competir contra decenas (o quizás cientos) de otros candidatos, es indispensable que tu CV destaque del resto, que atraiga la atención del reclutador, y que se decida por tí en lugar de los demás candidatos.

Todo se resume en tu estilo de negociar, y en la manera en que te estás «vendiendo a ti mismo». Pero ello no se aprende en la carrera ni en el día a día.

Mientras tanto, te recomiendo aprovechar el servicio gratuito de evaluación de tu CV, para determinar si tu historial de trabajo y tus méritos se transmiten correctamente en tu CV. Este servicio proporcionado por PerfilTop es 100% confidencial y recibirás comentarios objetivos, así como valiosas recomendaciones personalizadas que ejercerán un gran impacto en cómo los empleadores perciben tu talento y sobre todo la agregación de valor que puedes proporcionar, multiplicando tus oportunidades de que seas entrevistado ➡️ ¡Aprovéchalo aquí! ⬅️

¿Tú que opinas?, ¿Qué más nos falta además de saber negociar?

¿Más capacitación y entrenamiento?

¿Requerimos un cambio de paradigma? ¿Ajustes en nuestra manera de pensar? ¿Habilidades y herramientas fuera de nuestro ámbito técnico?

Por favor opina… déjame saber lo que Tú piensas… y comparte con tus colegas… gracias.

Te invitamos a que te unas a esta “cruzada” y ¡No Regales Tu Trabajo!


ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA, RUBEN SILVA

Rubén Silva es fundador de la plataforma digital Sistema ReTo en donde asesora a profesionales técnicos infravalorados a lograr reinventarse para disfrutar de una carrera que les apasione, les llene, que satisfaga sus aspiraciones y les permita controlar su futuro profesional, ser más libres, mejorar su calidad de vida y ganar más dinero.


⬇️ Lectura adicional recomendada ⬇️

.

Revisa la Parte 1 de esta serie: “No Cobro Por Lo Que Hago, Cobro Por Lo Que Se”

Revisa la Parte 3 de esta serie: “Si No Te Enfocas En Hacer Realidad Tus Sueños, Es Que Estás Enfocado En Hacer Realidad Los Sueños De Alguien Más”

1 Response

  1. Karla de la Fuente

    Me ha llegado muy fuerte el darme cuenta que no he logrado lo que me merezco por no saber negociar. Y es que yo de veras odio regatear. Siempre he considerado que negociar es para la gente de ventas o de comercialización, o para los empresarios. Pero veo que aplica a todos y en todo momento. Es bueno saber que existen salidas a nuestras limitantes. Vaya que me enfocaré en dominar las técnicas básicas mencionadas en este post.

Leave a Reply