. . .

¡¡¡ Si No Te Enfocas En Hacer Realidad Tus Sueños, Es Que Estás Enfocado En Hacer Realidad Los Sueños De Alguien Más !!!

¡No Regales tu trabajo! Parte 3 de 3

  • ¿Estás trabajando en hacer realidad tus sueños o los de alguien más?
  • ¿Trabajas en lo que estás por tener que “sobrevivir”?
  • ¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?

¿Recuerdas tus sueños de infancia? ¿Qué querías ser? ¿Qué querías lograr

¿Recuerdas cómo te emocionaban tus sueños? Es cierto, tenias tareas y deberes, pero tus sueños ahí estaban. Y seguías creciendo.

Pero conforme crecemos, nuestras responsabilidades y compromisos aumentan, dejando a nuestros sueños en simplemente eso, una utopía inalcanzable. Y pasamos del “Cómo cumplir tus sueños” al “Cómo trabajar más para pagar más facturas”.

Nada mas cierto que eso. Vamos a la universidad, hacemos postgrados, algunos hasta maestrías, y muchos terminamos trabajando para otros, para hacer realidad los sueños de otros, esforzándonos día a día para que otros reciban los reconocimientos y los beneficios fruto de nuestro esfuerzo. Por ello, empieza a trabajar por tus sueños, no por los de alguien más.

¡Mejor trabaja 24 horas para ti mismo, que 8 horas para alguien más!

Pero primero… ¿Cuáles son tus sueños? Es más… ¿Aún tienes sueños?, por ejemplo, en tu ámbito laboral:

  • Subir de puesto,
  • mejorar tus prestaciones,
  • tener más vacaciones,
  • que te paguen por lo que sabes y no solo por lo que haces,
  • convertirte en proveedor independiente,
  • transformarte en consultor,
  • montar tu propia empresa…

Quizá pueda parecerte demasiado obvio, pero te sorprenderá saber la cantidad de gente que, por unos motivos u otros, acabó renunciando a sus sueños. O peor aún, nunca llegaron a tener uno.

Vivimos en un mundo en el que todo está programado.

A simple vista, lo más fácil es ponernos en modo de “piloto automático” y seguir los patrones que la sociedad actual nos va indicando a lo largo de las distintas etapas de nuestra vida:

  • Ve a la universidad. 
  • Especialízate. Estudia una maestría ya que es la única solución para lograr un trabajo estable y bien remunerado.
  • Cómprate una casa. Cásate, ten dos hijos y cómprate un buen coche.
  • Trabaja durante los próximos 30 años en algo en lo que no tienes la certeza de si realmente es tu pasión. Eso y continúa añadiendo ataduras a tu vida.
  • Jubílate y entonces empezarás a vivir la vida intensamente. Aunque en ese momento, incluso te dirán hasta dónde tienes que irte de vacaciones.

Un “camino” ya creado el cual simplemente tenemos que seguir, como un robot programado.

Pero el problema no solo reside en seguir el camino, sino en desconocer por qué lo estamos siguiendo.


No dejes que la rutina te consuma. ¡No renuncies a tus sueños!

Transforma tus sueños en objetivos. ¡Aquí te digo cómo! Sigue leyendo…

Reestructura tu vida para que tu trabajo sea simplemente un medio que te permita alcanzar tus objetivos.

.

.

Los sueños dejan de ser sueños una vez los conviertes en objetivos.

Los medios de comunicación, así como todo lo que nos rodea, nos venden los sueños como algo inalcanzable. Una frustración, tristeza, amargura y decepción con la que siempre deberemos convivir y que únicamente podrá transformarse en felicidad en caso de un “golpe de suerte” (o que se “alineen los planetas”) y logremos hacer realidad nuestros sueños.

Sin embargo, hacer tus sueños realidad no es cuestión de suerte, sino de responsabilidad, compromiso y trabajo. Cuando se quieren lograr los sueños, es necesario plantarse hábitos y actitudes que te mantengan encaminado a ello.

Entonces, ¿cuál es el secreto para convertir tus pensamientos en una vida de hechos y logros?


6 claves para que conviertas tus sueños en realidad

¿Te la pasas platicando de lo que quieres lograr, y no lo logras?

¿Tienes sueños, pero siempre son solo sueños?

¿Por qué no has hecho realidad tus sueños?

Ya es momento de subir de puesto, de cambiar de trabajo o de crear esa empresa que lleva años descrita en tu lista de “proyectos”; o de publicar esa ebook que ha estado revoloteando en tu mente desde tiempo atrás. Y para ello debes tener la capacidad de estructurar tus sueños hacia algo que implique acción e impulso.

.

Es tu turno: aprende y practica las seis claves para convertir tus sueños en resultados tangibles

1. Usa el poder de la visualización. 

La visualización es una técnica que consiste en crear lo que quieres lograr en la vida usando el poder de la imaginación. Por ejemplo, a la hora de competir, los deportistas utilizan la técnica de visualización para inspirarse hacia la búsqueda de la excelencia y el éxito. El uso de metodologías de visualización te brindará más posibilidades, podrás identificar diversos escenarios, definir mejor tus sueños y plantear distintas estrategias. Aprende a visualizar creativamente.

2. Prioriza tus sueños.

Ya visualizaste, ya tienes tu “lista de deseos”, tu lista de actividades, tu lista de ideas, ahora debes priorizarlas. ¿Cuál es mi sueño más trascendente? ¿Cuál solo es un “deseo” pasajero que me ofrecerá comodidad o paz temporal? Si no priorizas, te dejarás llevar por actividades que no son trascendentes y que tampoco aportan nada para alcanzar tus sueños genuinos.

Y para ello apóyate en la “Matriz de Eisenhower”, la cual te permitirá clasificar tus ideas en función de su relevancia (según su influencia en tus objetivos a medio y largo plazo) y su urgencia (en función de tu necesidad de atención inmediata). A partir de estos dos ejes, obtendrás una matriz que se divide en los siguientes cuadrantes:

  • Importantes y urgentes: aquí englobarás todas las ideas, actividades y proyectos que “tienes” que hacer ya.
  • Importantes y no urgentes: aquí colocarás tus sueños e iniciativas que generan un alto impacto, pero que no es apremiante que las hagas a corto plazo.
  • No importantes pero urgentes: aquí anotaras las ideas más superfluas pero que, en ese momento, no pueden posponerse.
  • Ni importantes ni urgentes: aquí tendrás a aquellas actividades que no son imperiosas y que tampoco contribuirán a alcanzar tus sueños.

Si quieres hacer tus sueños realidad, enfócate sobre todo el segundo cuadrante (importantes y no urgentes), pues son las actividades e ideas estratégicas que te ayudarán a centrarte en las cosas trascendentales para tu vida, sin que la urgencia tome el timón. 

3. Márcate objetivos clave.

“Antes de escalar la montaña, los alpinistas miran hacia donde quieren ir y planean, nivel a nivel, casi paso por paso, como subir desde el lugar en el que se encuentran”. Lo mismo ocurre al fijarte metas; cuando empiezas con el objetivo en mente y estableces un plan de acción, puedes comenzar a trabajar en el primer paso para lograrlo estableciendo metas intermedias que te hagan avanzar hacia tu destino. 

Recuerda que cada objetivo debe representarte un desafío que sí bien te requiera esfuerzo y dedicación, no te sea imposible de lograr. 

4. Supervisa tu progreso.

No pierdas el foco. Ya visualizaste, priorizaste y marcaste objetivos concretos y alcanzables. Ahora establece tu metodología de supervisión. Ten presente que los sueños son efímeros por naturaleza y puedes perderte en el proceso. Al supervisar tu progreso te mantendrás enfocado y cada acción y esfuerzo que realices te impulsará hacia un objetivo más alto.

5. Se discreto.

Los “mata-sueños” andan sueltos. Ten cuidado a quien le cuentas tus sueños, y sobre todo tus avances en los mismos. La envidia está siempre a la vuelta de la esquina, a veces más cerca de lo que imaginas. Sin embargo, si tienes una visión realista y orientada a objetivos, podrás soportar cualquier energía negativa. Para ello ánclate con aquellas personas que sean afines tu forma de pensar y compárteles tus sueños. De ese modo la gente comenzará a entender tus aspiraciones y prioridades, motivándote e inclusive contemplando la manera de unirse a tu camino.

6. Domínate tu mismo.

La persona que te juzga más severamente eres tu mismo. Poca gente convierte sus sueños en realidad por que no se hacen responsables de ellos. El miedo los domina. En lugar de poner sus esfuerzos, ponen excusas.


Estas son las típicas excusas que ponemos ante nuestros sueños. ¡No caigas en ellas!

  • Este no es el momento adecuado para conseguir mi sueño. 
  • Mi sueño no es tan grande como para que valga la pena conseguirlo. 
  • No estoy completamente preparado para iniciar mi proyecto.
  • Me falta investigar todos los datos.
  • Me falta tiempo, me falta dinero, me falta preparación.
  • Aún no tengo el valor para despedir a mi jefe.
  • Los sueños no se cumplen para personas ordinarias como yo. 
  • etc., etc…

.


El momento ideal nunca llegará

Uno de los grandes errores que cometemos la mayoría de los humanos es esperar a que, casi por arte de magia, llegue a nosotros el momento perfecto. Nos quedamos esperando la inspiración divina que nos de la fuerza necesaria para dar el gran salto. Esperamos esa substancia o entidad poderosa que con un destello elimine todos nuestros miedos.

Pero como podrás imaginar, ese momento nunca llega

El miedo es nuestro mayor enemigo. Ese ser maligno que nos angustia por dentro y nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida.

Caemos en la equivocada tentación de creer que el poder de aquellos que logran sus sueños procede de un fortuito golpe de gracia, cuando lo único certero es que la constancia y el esfuerzo son tus verdaderos aliados.

Cuando llegue tu hora, ten por asegurado que no te arrepentirás de aquello que has hecho, sino de las cosas que pudiste hacer y dejaste pasar.

Ahora que ya sabes identificar cuales son los sueños genuinos, por qué son importante que los cumplas y cómo hacer tu mapa de ruta para hacerlos realidad, desactiva el piloto automático y agarra con todas tus fuerzas las riendas de tu vida.

Si estás perdido, es el momento de que empieces a crear tu propio camino. Deja de preguntarte una y otra vez eso de “no sé qué diablos hacer con mi vida” y comienza a actuar.

Toma tus propias decisiones, fija objetivos y metas en tu vida y, sobre todo, nunca te olvides de soñar.


Buscar cumplir tus sueños es el mejor camino que puedes emprender en la vida. Verás como eres más persistente de lo que creías, como eres más inteligente de lo que pensabas. Saldrás de tu zona de confort y harás cosas que jamás imaginaste hacer. Tu confianza se fortalecerá y encontrarás un propósito para ti.

No seas como muchas personas que se privan de este crecimiento personal por tener una mentalidad mediocre y de derrota, y que ni siquiera hacen el menor esfuerzo por intentar hacer sus sueños realidad.

La mayor recompensa que obtendrás de tu sueño no es el resultado en sí, sino la persona en la que te convertirás durante el proceso, y una vez que lo consigas hacer realidad.

Recuerda: Si No Te Enfocas En Hacer Realidad Tus Sueños, Es Que Estás Enfocado En Hacer Realidad Los Sueños De Alguien Más

Si entre tus sueños por ejemplo está buscar un nuevo trabajo e integrarte en un mejor ambiente laboral con mejores condiciones y expectativas, ten presente que debes enfocarte en ello, saber como “venderte a ti mismo” de una forma adecuada, y contar con habilidades de negociación estratégica. Y el primer paso es que tu futuro reclutador te prefiera a ti sobre todos los demás candidatos, y te convoqué a una entrevista de trabajo. Para ello requieres de tu curriculum vitae sea realmente irresistible, y que destaque del resto. ¿Realmente lo es? Vaya que lo necesitas…

Por ello te recomiendo aprovechar el servicio gratuito de evaluación de tu CV, para determinar si tu historial de trabajo y tus méritos se transmiten correctamente en tu CV. Este servicio proporcionado por PerfilTop es 100% confidencial y recibirás comentarios objetivos, así como valiosas recomendaciones personalizadas que ejercerán un gran impacto en cómo los empleadores perciben tu talento y sobre todo la agregación de valor que puedes proporcionar, multiplicando tus oportunidades de que seas entrevistado. ➡️ ¡Aprovéchalo aquí! ⬅️

¿Tú que opinas?, ¿Qué más nos falta además de saber negociar?

¿Más capacitación y entrenamiento?

¿Requerimos un cambio de paradigma? ¿Ajustes en nuestra manera de pensar? ¿Habilidades y herramientas fuera de nuestro ámbito técnico?

Por favor opina… déjame saber lo que Tú piensas… y comparte con tus colegas… gracias.

Te invitamos a que te unas a esta “cruzada” y ¡No Regales Tu Trabajo!


ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA, RUBEN SILVA

Rubén Silva es fundador de la plataforma digital Sistema ReTo en donde asesora a profesionales técnicos infravalorados a lograr reinventarse para disfrutar de una carrera que les apasione, les llene, que satisfaga sus aspiraciones y les permita controlar su futuro profesional, ser más libres, mejorar su calidad de vida y ganar más dinero.


Lectura adicional recomendada

.

Revisa la Parte 1 de esta serie: “No Cobro Por Lo Que Hago, Cobro Por Lo Que Se”

Revisa la Parte 2 de esta serie: “En El Trabajo Como En La Vida, Tu NO Obtienes Lo Que MERECES, Obtienes Lo Que NEGOCIAS”

1 Response

  1. Gerardo Valenzuela

    Me gustó la publicación. Aunque al principio me molestó la pregunta de ¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?… Pero es cierto, parece como sí hubiera dejado a un lado mis objetivos y metas por alguna razón de peso. pero no es así. Esta en mis manos.

Leave a Reply